viernes, 15 de octubre de 2021

 ¿Y si floto en el aire como una espora?

¿Cuán lejos volaré suspendida en la distancia?

¿Llegaría a un suelo fértil donde crecer?

Y si aterrizo en una corriente de agua,

¿Llegaré arrastrada a buen puerto?

Si soy semilla, ¿germinaré?

¿Me transportará en su vientre algún animal?

¿Me sembrará un labriego y me cuidará?

¿Seré preciada o despreciada?

¿Auténtica o manipulada?

La raiz o rizoma, crece y se expande,

Sortearé obstáculos o salvajemente libre

¿expandiré una matriz?

Reptando en el suelo extenderé,

La vida más allá, más allá...

La quietud

La quietud voluntaria u obligada

Es una lección, una oportunidad,

Una sensación voluble y caprichosa,

Una estación que parece aletargar el tiempo,

Un estado de transición necesaria,

Para algunos innata, para otros forzada,

La quietud, la inmovilidad, 

Es como un suspenso dilatado,

Es una escena congelada,

Es observar un cuadro por horas,

Es escuchar el silencio,

Es dormir despierto,

Es pesadilla o sueño,

Quizás eterna o efímera,

La quietud es...

¿Qué es para ustedes la quietud?


miércoles, 13 de octubre de 2021

Génesis del tango

 Dibujaste el infinito con tus pies

y nació el ocho del tango,

para volver eterno un instante,

de fervorosa pasión.

Retamos al tiempo y su agitado frenesí,

y la milonga giró en contra del reloj,

para suspender en el espacio,

las esperas, bailar el silencio...

Fuimos uno, vos y yo,

y se originó el abrazo milonguero,

ese gesto que dice me importas,

ese abrazo que cura heridas.

Rompimos las estructuras y atavios,

e improvisando pasos se gestó el tango,

donde cada se hace suya la herencia,

y la historia se recrea en cada cuerpo.

Dijiste te quiero de la forma más humana

y nació nuestro amado Tango.

Migración

Sigo maravillándome por los patrones y diseños

de las hordas de aves migratorias,

danzando en el aire con gracia orgánica o geométrica.

Cuan distinta es la ruta de dolor y sufrimiento,

de las migraciones de los seres silvestres,

al perder su hábitat por la catástrofe y la avaricia.

Cuan disímil es la cadena de penas y lamentos,

de los grupos migratorios que escapan de la guerra,

de los desastres naturales o de la desigualdad.

Que distinto eran antaño las historias,

las fantásticas narraciones y epopeyas,

de las tribus nómades, de aventureros y exploradores.

La migración tiende a ser un camino tortuoso 

donde se desgarra el corazón.

domingo, 20 de junio de 2021

Mi padre

Mi padre es como un árbol

recio y firme.

Sus hojas se mueven con el viento

y los embates del tiempo,

lo han hecho fuerte.


Mi padre es un libro abierto,

sincero y honesto.

Lleno de historias y aventuras

que narran las epopeyas

de otros tiempos.


Mi padre es como un ruiseñor, 

cantor y alegre.

Trina con con el sol del nuevo día,

construye con su pareja el nido,

donde miman a sus crías.



lunes, 14 de junio de 2021

Reflexiones sobre el Tango.

 Para mi el Tango es mi salvavidas en la soledad. 

El tango me entregó en abrazos de gente que no conocía. 

Me abrió las puertas a un mundo de conocimiento y sensibilidad extremas.

El tango es historia viva, que resurge como el ave fenix en cada milonga y en cada tanda.

El tango reune sentires de todo el mundo, por eso su música es universal y tanto un asiático, un nórdico, un suramericano lo bailen con un sentimiento tal incomparable a cualquier otro ritmo folklórico urbano o rural existente.

El tango es un paseo abrazado a alguien.

El tango es la conexión humana más natural y sincera posible.

El Tango es el ideal de sociedad que el humano debería aspirar a construir.

El Tango es tan potente emocionalmente que supera cualquier otro deseo básico o mental.

El Tango no es para todos, ni te espera como muchos dicen.

El Tango es un camino sin regreso, pues la pasión sincera no conoce medidas.

sábado, 12 de junio de 2021

Abrazar y sentir

La consciencia de abrazar y sentir,

de navegar el espacio con otro ser,

de pisar y dibujar las notas de un tango febril,

de respirar las pausas y vibrar al unísono,

de acariciar el suelo, en el cual aferrados

como árboles que emergen,

sintiendo el aire que acaricia las hojas.


La consciencia de abrazar y sentir,

nos eleva a la cúspide de la ola,

de esa marea humana que ama y sueña,

que revive en sus cuerpos,

historias épicas del ayer y del hoy,

como sabios diálogos instrumentales,

entre un piano y un bandoneón.